Collares de ámbar: un peligro latente

Existen variados métodos para combatir las molestias que sufren los lactantes al experimentar la salida de los primeros dientes de leche. El cochayuyo, es uno de los consejos caseros más utilizados anteriormente por nuestros padres y abuelos. Hace un tiempo, algunos padres comenzaron a utilizar los hoy famosos llamados collares de ámbar, los que no tienen ninguna aprobación científica y los que, lamentablemente, han causado más de alguna muerte por asfixia o estrangulamiento en los pequeños.

El pasado 24 de diciembre, el diario El Español publicó una noticia anunciando el fallecimiento de un bebé, quien murió asfixiado por un collar de ámbar. La situación ha comenzado a alertar a los especialistas, debido a que no es la primera muerte por culpa de este accesorio.

Según documentación de la FDA (Food and Drug Administration), el menor de tan sólo 18 meses, al que sus padres le colocaron uno de estos collares, murió estrangulado al enrollarse con el accesorio durante la siesta.

Además, la institución ha detectado más casos en los que el collar se rompe y los bebés se tragan las piedras, con el riesgo de asfixia, sobretodo mientras duermen y no están a la vista de sus cuidadores.

En una entrevista con la revista Buit, el doctor Juan Eduardo Donoso, médico especialista en urgencias, explica por qué hay que poner mucha atención en este accesorio de joyería  pseudoterapéutica.

Dr. Donoso, menciona que principalmente no existe evidencia de su efecto analgésico y que, según se cree, el ámbar libera ácido succínico, el cual tendrá efecto antiinflamatorio que aliviaría las molestias de la dentadura.

Sin embargo, advierte que “el ámbar báltico contiene entre un 3 a un 8 porciento de ácido succínico, pero este se libera al calentar el ámbar a 187 °C. Por lo tanto, es imposible que pueda tener algún efecto sobre los bebés”.

“Incluso, aunque el ácido succínico fuese capaz de liberarse a través del sudor de los bebés, cosa que no ocurre, nadie ha podido demostrar que tenga algún efecto analgésico. Por lo tanto, no existe ninguna evidencia real que avale el uso del collar de ámbar como analgésico” asegura  Dr. Donoso.

Además el especialista agrega que en ciertos países se ha prohibido promocionar los collares de ámbar como analgésicos, ya que se trataría de publicidad engañosa.

Finalmente, el doctor Juan Eduardo, comenta que hace tres años hicieron una investigación la que como resultado arrojó que, la mayoría de los collares, contenían cuatro tipo de bacterias. “Si bien, la mayoría de las bacterias encontradas forman parte de la flora normal de nuestra piel, son bacterias que en condiciones especiales pueden causar enfermedades. Es más, uno de los niños del estudio sufrió una infección en la piel causada por las bacterias que habitaban en su collar”, explica el especialista.

La AAP (American Association of Pediatrics), debido a la lamentable noticia anunciada por el diario El Español, recomienda a padres y cuidadores que alivien el dolor de la dentición de los bebés mediante masajes de las encías. También recomiendan darles mordedores de goma dura, pero no de la variedad que se congela primero.

Finalmente, advierten y previenen en contra de usar geles, cremas y otros productos que contengan benzocaína, debido a que pueden provocar una reducción del oxígeno trasportado en el flujo sanguíneo del bebé y desencadenar una situación de riesgo para su vida.

Fuente: El Español – Biut

linea

Toda la Información Odontológica en:

webdental.cl

Si tienes Facebook, únete a nuestra Comunidad de Odontologia
http://facebook.com/webdentalchile

En Twitter:

Si deseas Recibir Nuestros Contenidos en tu correo electrónico, Déjanos tu mail en el siguiente Formulario Online (clic aqui)

Recibe una Notificación en tu Mail, cada vez que publiquemos un artículo en nuestro Blog, Inscríbete en el siguiente Formulario (clic aqui)

Únete a

linea
Ahora Disponible para Android en Google Play

Google-play
Link: http://bit.ly/webdental-App