¿Cómo evitar complicaciones estéticas con implantes dentales?

La sustitución de dientes por implantes en el sector anterior es considerado un tratamiento exigente o avanzado, no exento de posibles complicaciones estéticas que pueden repercutir en el resultado final de nuestro tratamiento así como en la satisfacción del paciente. Algunas de las complicaciones más frecuentes pueden ser la recesión gingival, asimetría gingival, pérdida de papila y/o oscurecimiento de los tejidos blandos por translucidez del titanio.
Para evitar estas complicaciones debemos analizar detenidamente cada caso, así como tener presente una serie de factores tanto quirúrgicos como restauradores:

Posición del implante
Una correcta posición tridimensional del implante, completamente rodeado de hueso, es la clave para el éxito a largo plazo. El implante no podrá estar angulado o posicionado a vestibular, e idealmente deberá emerger por lo que será el cíngulo del diente a restaurar. Para ello, podemos ayudarnos del uso de cirugía guiada. Además, es necesario un correcto volumen óseo alrededor del implante. En casos en los que haya ausencia de hueso o este sea muy fino, vamos a tener que realizar procedimientos de regeneración ósea simultáneos o previos a la colocación del implante.

Colocar implante en momento adecuado
En situaciones ideales, en las que después de extraer un diente tenemos conservado tanto el tejido blando como duro del alveolo, la colocación del implante inmediatamente después de la extracción además de un provisional, nos va a reportar los mejores resultados estéticos. Deberemos colocar el implante estrecho y alejado de la pared vestibular, además de rellenar el gap con xenoinjerto preferiblemente, y añadir un injerto conectivo subepitelial en los casos de mayor demanda estética. En el resto de ocasiones, para obtener resultados estéticos predecibles y estables a lo largo del tiempo, primero habrá que realizar la extracción del diente para posteriormente colocar el implante y en la mayoría de ocasiones, reconstruir los tejidos duros y blandos perdidos.

Manejo de los tejidos blandos
La tendencia hoy en día es ser mínimamente invasivos. Siempre que podamos, colocaremos implantes inmediatos sin necesidad de elevar colgajos. En los casos que haya que elevar un colgajo, intentaremos evitar descargas verticales que pueden comprometer la vascularización y crear cicatrices. Finalmente, el uso de injertos de tejido conectivo nos permite aumentar el grosor de la encía obteniendo resultados más estéticos y estables en el tiempo.

Implantes adyacentes
Los implantes adyacentes nos pueden reportar un mayor grado de complicaciones estéticas en comparación con implantes unitarios o no adyacentes. En el sector anterior, en muchas ocasiones es posible sustituir dos dientes contiguos con el uso de únicamente un implante. Con este enfoque, podemos obtener resultados estéticos más favorables además de reducir el coste económico.

Cambio de plataforma
El uso de implantes con cambio de plataforma parece reducir la pérdida ósea marginal según estudios publicados recientemente. Este hecho, nos puede repercutir en una mayor estabilidad tanto del hueso como de la encía alrededor del implante a lo largo del tiempo, reduciendo así las posibles complicaciones estéticas que pueden ir apareciendo.

Autor: Dr. Jaume Mestres, integrante del equipo del Dr. José Nart Molina COEC num. 3732
Fuente: Espidident

linea

Toda la Información Odontológica en:

webdental_SMALL

Si tienes Facebook, únete a nuestra Comunidad de Odontologia
http://facebook.com/webdentalchile

En Twitter:

Si deseas Recibir Nuestros Contenidos en tu correo electrónico, Déjanos tu mail en el siguiente Formulario Online (clic aqui)

Recibe una Notificación en tu Mail, cada vez que publiquemos un artículo en nuestro Blog, Inscríbete en el siguiente Formulario (clic aqui)

Únete a

linea
Ahora Disponible para Android en Google Play

Google-play
Link: http://bit.ly/webdental-App